Nuestra escuela de kitesurf se centra básicamente en hacerte salir del agua, y cómo se llama esa maniobra? Esta es la conocida maniobra del water start. Así que aquí te dejamos una guía para que repases el procedimiento detenidamente con calma, seguro que te servirá para mejorar el water start del kitesurf en futuras ocasiones!

Para empezar entraremos unos metros en el agua. Ya situados, mantendremos nuestra cometa en la zona neutra de la ventana, las 12 horas o zenit.

Ya en el agua nos colocaremos nuestra tabla de kitesurf en los pies sentándonos en el agua de tal forma que controlaremos la cometa con una mano centrada en la barra y agarraremos la tabla con la otra.

Para hacer el waterstart en kitesurf correctamente, es muy importante mantenernos en todo momento de espaldas al viento para no perder la verdadera posición de la ventana de viento, si nos desequilibramos nos ayudaremos con las piernas ejerciendo flexión y extensión para volver a la posición inicial.

Antes de iniciar la maniobra de water start flexionaremos nuestras piernas con el objetivo de tener la tabla cerca de nuestro cuerpo. Intentaremos que tabla y cuerpo formen un bloque.

En los primeros intentos del water start en kitesurf moveremos la cometa, por ejemplo, de las 11 horas de la ventana de viento (siempre partimos desde el zenit) a las 3 horas, en caso que iniciemos la maniobra con la pierna derecha delante. El hecho de iniciar la maniobra con la cometa ligeramente a las 11 horas nos ofrecerá una mayor potencia, no será necesario en caso de tener una intensidad de viento considerable.

En cuanto el recorrido de la cometa nos transmita la potencia suficiente para poder salir del agua extenderemos nuestra pierna delantera y semiflexionaremos la trasera.

Mantendremos nuestra tabla en la dirección del viento en todo momento en nuestros primeros intentos de water start, o también conocido por rumbo al largo. A medida que cojamos confianza clavaremos el canto progresivamente para adoptar un rumbo del largo al través y del través a la ceñida.

Nos acordaremos siempre de volver a subir la cometa a las 1 horas – 2 horas en caso de salir con la pierna derecha y repetiremos el movimiento las veces que sea necesario si consideramos que la tracción de la cometa es insuficiente, hasta que nuestra velocidad sea la indicada para planear sobre el agua.

Os aconsejamos mantener la punta de la tabla fuera del agua en todo momento durante la maniobra y mover la cometa más bruscamente o más lentamente dependiendo de la intensidad del viento. Si no tienes conocimiento de la intensidad del viento con la que vas a intentar a navegar, puedes utilizar anemómetros para su medición. La intensidad de viento debe ir en concordancia con el rango de nudos o km/h marcado por el distribuidor para tu medida de cometa. Incluso existen anemómetros para móviles o smartphone que utilizan app para compartir la información con tus amigos.